La leyenda del Rey Arturo

el rey arturo

El Rey Arturo

Personaje romántico envuelto en el misterio, la leyenda del Rey Arturo que nos lleva a las hazañas de caballeros y reyes en plena época medieval, sigue siendo hasta hoy motivo de polémica ¿una leyenda de las muchas que surgieron en la época de las Cruzadas? Nadie lo sabe a ciencia cierta y Arturo quizá sea el personaje más conocido de todos, en todas las culturas.

Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda y su Camelot, el reino perfecto de aquel rey,  han sido argumento para toda clase de expresiones desde los cantos de los bardos de alta Edad Media hasta las historias cinematográficas del siglo XX. ¿A dónde nos llevan los relatos a veces exagerados de un rey leyenda como Arturo? ¿quién era aquel considerado el mejor de los reyes?

El rey Arturo, personaje romántico del siglo V

nacimiento de arturo

El nacimiento de Arturo

Antes del relato de “La muerte de Arturo” de Sir Thomas Malory, escrito en 1469 sobre el rey de Britania, el personaje de Arturo ya existía, pero fue esta historia la que consolidó su trascendencia en los siguientes siglos. En aquel relato del inglés Malory, Arturo era un joven destinado a Rey, que logró sacar de una piedra, la espada colocada en ella por el Mago Merlín, luego de convocar a Rey a aquel que lograra tal hazaña. Como se lee, todo un relato de leyenda.

No era aquel cualquier muchacho, sino del linaje de los Pendragon, una noble estirpe de Britania, de la que todos conocieron, hasta que por su victoria sobre la espada, fue ascendido a Rey. Su nacimiento estaba rodeado de misterio,  lo mismo que de pasión y adulterio. Su padre el rey Uther,  que recién había muerto sin heredero, había estado años antes enamorado de la esposa del caballero Gorlois. Por lo que hizo un trato con el mago Merlin,  de darle la apariencia de Gorlois y de esa manera sedujo a la esposa del mismo, logrando embarazarla.  El fruto de aquella aventura fue Arturo que fue  entregado a Merlín para su educación.

Un rey amado por todos, Arturo

camelot

Camelot

Pronto Arturo mostró sus cualidades y su carisma, conquistó grandes territorios, se casó con la joven Ginebra y trajo a su lado a caballeros y otros valientes que pasaron a formar los Caballeros de la Mesa Redonda.  Aquellos, entre los que destacaba Lanzarote, eran guerreros, nobles y hombres de bien que engrandecían la ciudad de Arturo, Camelot. Pronto aquel encantador reino se vería roto, por la traición de un Lanzarote enamorado de Ginebra.

Traición, adulterio e incesto

lanzarote y ginebra

Lanzarote y Ginebra sobre la tumba de Arturo

La vida encantadora en un reinado de fábula, sin embargo, no estaba exenta de las bajas pasiones. Arturo en su juventud se había dejado llevar por la pasión, enamorado de Morgana, una mujer casada, había engendrado un hijo con ella, que luego descubrió era su hermanastra. Aquel incesto y adulterio,  traería los años posteriores la destrucción de Arturo y su Camelot. Todo ocurrió cuando el hijo adúltero de Arturo, Mordred, les tendió una trampa a los enamorados Ginebra y Lanzarote, que consumaron su amor y traicionaron a Arturo.

Un castigo ejemplar para la mujer amada y traicionera, llevó a Ginebra a la horca de la que fue salvada por Lanzarote. Aquella ocasión enfrentó a los caballeros de la Mesa Redonda con Lanzarote y a Arturo con su hijo bastardo.  El resultado fue la muerte del Rey y el hijo, y la muerte de los Caballeros, con la consiguiente desaparición de Camelot. Arturo iría a dormir el sueño eterno a la isla de Avalón.

Arturo, el verdadero rey , en una época convulsa

muerte de arturo

La Muerte de Arturo de James Archer

Hoy sigue rodeada de misterio la leyenda de Arturo, nadie puede decir a ciencia cierta hasta dónde Camelot es real y si los hechos narrados por los trovadores eran ciertos. Pero lo que sí se sabe es que,  entre los celtas surgió una figura que se opondría a los romanos, que habían invadido la región, convirtiéndola en una Britania pujante y poderosa que, sin embargo, nunca logró controlar a los celtas.

En algo concuerdan los historiadores, el primer Arturo fue un romano: Lucious Artorius Castus de la Legión romana, quien fue el comienzo de la leyenda de Arturo. Era el declive de la dominación romana y la destrucción de la Britania organizada y próspera a la que solamente la figura enigmática de Arturo reunificaría y llevaría a la gloria. Hasta hoy, sin embargo, Arturo es una de las grandes leyendas de la Edad Media que, un personaje histórico que aún no ha sido plenamente identificado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *