¿Qué es la Torre de Babel?

torre de babel

Torre de Babel

Aunque hay muchos historiadores y eruditos que aseguran que la Torre de Babel existió realmente, cada vez cobra más importancia la creencia en que es una ilusión generada por la Biblia, una parábola donde se nos relata el orgullo y soberbia del género humano y de un Dios disconforme con la forma de actuar del hombre. De la Torre de Babel se habla una sola vez en la Biblia, libro considerado como sagrado por instituciones y diferentes sociedades como pueden ser la Iglesia Católica, Testigos de Jehová, Mormonismo e incluso la francmasonería.

Se dice que en un principio, en la Tierra únicamente se hablaba un idioma, del que podríamos decir que era universal. Los hombres que habían emigrado a la zona de Oriente, llegaron a la llanura de Senaar, donde decidieron establecerse. Buscando ser reconocidos en todo el mundo, decidieron construir una ciudad y una torre en ella, que fuese majestuosa y que fuese tan alta que pudiese tocar el cielo. Para su construcción usaron ladrillos y no se utilizaron las tradicionales piedras, presentes en muchos de los grandes edificios de la época, pecando de soberbia y ambición.

Yahvé, Dios de los hombres terrenales y creador del universo, descendió a la llanura de Senaar con un gran enfado y después de ver la torre, aún sin finalizar, les dijo a los hombres: “He aquí que todos forman un solo pueblo y todos hablan una misma lengua, siendo este el principio de sus empresas. Nada les impedirá que lleven a cabo todo lo que se propongan. Pues bien, descendamos y allí mismo confundamos su lenguaje, de modo que no se entiendan los unos con los otros”.

Desde ese momento interrumpió la construcción de la torre y para que no pudiesen continuar erigiéndola, Yahvé les confundió dándoles diferentes lenguas, para que no pudiesen comunicarse propiamente entre ellos y haciendo que la continuidad de la construcción se frenase de forma automática.

La palabra Babel cuenta con una etimología muy clara, es una palabra que deriva directamente del hebreo “balbal”, lo que significa “confundir”, nombre ideal para esta construcción que representa la difusión de las más de 7.000 lenguas existentes en el mundo y los orígenes de la comunicación como fenómeno humano, algo que sobrevive hasta nuestros días.

Otra de las definiciones etimológicas nos revela que Babel significa “Puerta de Dios”, motivo por el cual se construyó la torre, con la finalidad de llegar a Dios, aunque este hecho no ha sido constatado nada más que por unos cuantos historiadores. Asimismo se llegó a decir que el objetivo principal era la salvación de un posible diluvio, para que la gente pudiera meterse dentro y librarse de la crecida de las aguas.

Según estudiosos del caso, con el paso del tiempo la torre cayó en el abandono y tal como revelan muchos escritos, cuando la ciudad fue construida, la torre volvió a ganar importancia aunque fue destruida y reconstruida en varias ocasiones, siendo destruida en el año 689 por el rey asirio Sanherib, reconstruida en el mismo lugar por sus sucesores, Assarhaddon y Asurbanipal, vuelta a reconstruir por Nabucodonosor y destruida finalmente en el año 469 a.C por Jerjes.

Realidad o ficción, es algo que de momento no se ha podido constatar fehacientemente y que de hacerse sería todo un descubrimiento que nos revelaría muchas cosas sobre cómo se vivía durante aquellos años con mayor exactitud y nos enseñaría uno de los grandes misterios de la humanidad.

Últimos comentarios
  1. Chepita Merida

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *